¿Qué es el cierre contable?

Cierre contable: Definición

La evolución económica de una empresa se divide en ejercicios contables. Por lo general cada ejercicio contable suele coincidir con el año natural. Los ejercicios fiscales coinciden también con el año natural, salvo excepciones. El cierre contable es un procedimiento mediante el cual se cuadran y finalizan las cuentas anuales de una empresa dentro de un ejercicio contable y por tanto también ejercicio fiscal, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre. El objetivo es obtener una foto de la evolución económica de la empresa en el año, y obtener la situación financiero-patrimonial de la sociedad al final del año.

Es frecuente, sobre todo en empresas de cierta envergadura, que encontremos empresas que, además, realizan cierres contables mensuales, que normalmente van vinculados a un sistema de control de gestión y presupuestario que requiere cierres mensuales con un enfoque analítico.

¿Qué operaciones se suelen realizar con motivo del cierre contable?

El cierre contable, sea con la periodicidad que sea, implica realizar determinadas operaciones de ajuste de cuentas para completar la imputación de gastos al período consiguiente. Detallamos algunas de ellas más relevantes:

Ajustes en la cuenta de resultados

A.1 Amortizaciones de activos fijos o no circulantes
Consiste en computar en la cuenta de resultados las depreciaciones por el uso, envejecimiento u obsolescencia de los activos empleados por la empresa, ya sean tangibles o intangibles.

A.2 Depreciaciones de otros activos fijos

A.3 Depreciaciones y reclasificaciones de cartera y de deudas y créditos.
Reconocimiento y dotación de saldos incobrables y/o de dudoso cobro en carteras de clientes, deudores y efectos a cobrar.

A.4 Ajuste de existencias
Recuento físico de existencias

Ajuste del saldo de existencias al recuento físico de las mismas. Tiene repercusión en cuenta de resultados vía consumos de materias primas y otros elementos. También, vía variaciones de existencias de productos terminados.

A.5 Ajustes por periodificación

Reconocimiento e imputación al ejercicio correspondiente de ingresos y gastos anticipados y/o diferidos.

A.6 Contabilización del impuesto

Sobre la base del resultado antes de impuestos, se contabiliza el asiento del impuesto de sociedades para obtener el resultado después de impuestos.

Realizados los ajustes detallados en los puntos anteriores, tenemos el resultado antes de impuestos: son los ingresos contables menos los gastos contables según el PGC, es decir, el resultado contable. El resultado fiscal depende de los ajustes especificados en la Ley del Impuesto de Sociedades para calcular la base imponible:

base imponible = resultado contable +/- ajustes
Este asiento se hace con fecha el 31 de diciembre para que pueda reflejarse en la cuenta de resultados (pérdidas y ganancias) y en el balance de situación quede constancia de la obligación de pagarlo.

A.7 Asiento de cierre contable

Consiste en:
Cancelar las cuentas de ingresos y gastos contra la cuenta de resultados del ejercicio.
Saldar y cerrar el resto de cuentas (grupos 1 a 5), que formarán parte del Balance de situación.
31/12/20XX

Cuentas de Pasivo o con saldo acreedor
Cuentas de Activo o con saldo deudor

A uno de enero se hará el asiento de apertura, intercambiando los valores del asiento de cierre, para que las cuentas recuperen el saldo que tenían. Con esa base, se podrán empezar a registrar las operaciones del nuevo periodo.

Artículos relacionados

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.