¿Cómo reducir el IRPF de autónomos legalmente en 2018?

Existen diversas formas para los autónomos para reducir su cuota de IRPF de manera totalmente legal.

Los aspectos que debe de tener en cuenta son:

Deducción por vivienda habitual

Si adquirió una vivienda habitual antes de 2013, no olvide recoger en su declaración la deducción por inversión en vivienda habitual.

En concreto, hace referencia a las adquisiciones efectuadas con anterioridad a 2013.

En estos casos existe un derecho a deducir del 15% sobre el importe destinado al pago, siendo el límite máximo sobre el que se aplica la deducción 9.040 euros.

Aportaciones a Planes de Pensiones

Debe valorar que si está cotizando por cuota mínima al régimen de autónomo (El 85% de autónomos van a cuota mínima), las aportaciones realizadas a planes de pensiones reducen directamente la base imponible del IRPF.

De nuevo, se trata de un incentivo en el que la aportación máxima con derecho a reducción es de 8.000 euros. O el 30% de la suma de rendimientos de trabajo personal y de rendimientos de actividades económicas.

Compensar beneficios patrimoniales con pérdidas de ejercicios anteriores o del mismo ejercicio.

Esto podrá reducir su factura en el IRPF. Las ganancias patrimoniales tributarán a los tipos de gravamen del ahorro, con un tipo marginal máximo del 23%.

Invertir en empresas de nueva creación.

La normativa legal vigente prevé una deducción del 20% de las cantidades invertidas, con el límite de 50.000 euros.

Para ello, la sociedad debe tener actividad económica y cifra de negocios menor a 400.000 euros .

Y que el inversor no posea, junto con sus familiares cercanos, más del 40% de la participación.

Artículos relacionados

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.