¿Cómo deducir los gastos de vehículos particulares?

Gestoria online: una de las preguntas más habituales en los foros de gestión fiscal de autónomos y pymes es cómo deducir los gastos de un vehículo particular siendo autónomo o cómo deducir un vehículo de una pyme que usa el empresario. La respuesta dependería de cada caso y lo dispuesto que estés a pelear con Hacienda dicha deducibilidad.

Uno de los aspectos más relevantes sobre este tema es que no se consideran los mimos criterios en el caso de deducibilidad en el IVA y en los rendimientos (IRPF). De modo que lo que vale para un impuesto no sirve para el otro. ¿Esto tiene alguna explicación? A juzgar por nuestra experiencia y criterio profesional no, pero lamentablemente es así.

Deducciones de IVA

A continuación, vamos a plantear un ejemplo de deducibilidad en el IVA.

Un abogado preguntó si podía deducir impuestos de IVA y IRPF en la compra de un vehículo.  La respuesta de Hacienda fue que podía deducir el 50% del IVA que soporte en la adquisición y mantenimiento del vehículo siempre y cuando pueda demostrar que lo utiliza en tu actividad económica.

¿Cómo puede demostrar este abogado a la Agencia Tributaria que efectivamente usaba su coche para trabajar? Presentado un listado de sus clientes y poblaciones donde residen, agenda de visitas (no puede estar completada en un día, debe ir trabajándose día a día), visitas acordadas con mails, documentos, presupuestos aceptados en los que conste dónde presta su servicio. Todo lo que pueda justificar el uso del vehículo para la obtención de ingresos.

Ahora bien, ¿en qué casos se podrá deducir el 100% del IVA? Cuando tu vehículo cumpla con las siguientes características:

a) Los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías: Un vehículo mixto es un automóvil especial dispuesto para el transporte, simultáneo o no, mercancías y hasta un máximo de 9 personas incluido al conductor. De manera eventual la carga se puede sustituir, parcial o total, por personas mediante asientos adicionales.

b) Los utilizados en la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.

c) Los utilizados en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.

d) Los utilizados por sus fabricantes en la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas.

e) Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.

f) Los utilizados en servicios de vigilancia.

Cuantas más circunstancias se den entorno al vehículo que tenemos que acrediten su uso puramente profesional, más fácil nos será justificar su uso.

De acuerdo con el Artículo 95.4 de la Ley 37/1992, el empresario deberá ver cuál es el efectivo grado de afectación del vehículo a la actividad empresarial y acreditarlo por cualquier medio de prueba admitido a derecho según las reiteradas consultas que se han realizado.

 Deducciones de IRPF o Impuesto de Sociedades

Solo podrás deducir los gastos generados por el vehículo incluso su amortización cuando el vehículo se encuentre afectado al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 100%. De este modo, podremos deducir el 100% de la cuota de IVA de su adquisición y de todos los gastos accesorios, como el mantenimiento, reparaciones, aparcamientos, combustibles, peajes. Pero ello implica probar esta circunstancia.

Probarlo dependerá de las posibilidades del tipo de actividad económica que se desarrolla, si implica la necesidad de un vehículo para los desplazamientos, y las pruebas que se aporten de su uso como pueden ser los tickets de aparcamientos, los partes de trabajo, el parking propio en la empresa con vigilancia 24 horas, los sistemas de rastreo de vehículos que tengan dos vehículos… También cuenta el que se tenga uno para uso doméstico y otro laboral, aunque a veces no es considerado prueba suficiente de su afectación exclusiva a la actividad empresarial.

A pesar de lo que aquí se comente, siempre pueden surgir discrepancias con Hacienda, prueba de ello es que en alguna consulta vinculante de la Agencia Tributaria se recoge: “(…) siendo competencia de los servicios de la AEAT la valoración de las pruebas aportadas”.

En Gestoría Online Sapientia podremos orientarte en cada momento y en función de tus circunstancias, sobre cuál es tu opción de deducción más conveniente. También te asesoraremos sobre cómo tendrás que documentarla para evitar problemas con Hacienda. Llámanos al 900 922 122, o si lo prefieres, rellena nuestro formulario de contacto. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible para resolver tus dudas.

¿Cómo deducir los gastos de vehículos particulares?
¿Te ha resultado útil?
Artículos relacionados

Leave a Comment