¿Realmente conoces los gastos que no son deducibles para un autónomo?

Cuando llega el momento de hacer la declaración trimestral todos los empresarios individuales se hacen la misma pregunta ¿qué gastos incluir en la declaración? En este punto hay que prestar mucha atención ya que engrosar de forma fraudulenta la lista de gastos de la empresa puede tener consecuencias muy graves.

Lo primero que tienes que hacer es tener claro los tres requisitos indispensables para Hacienda:

1.Los gastos tienen que estar vinculados a la actividad económica de la empresa.

2.Todos los gastos deben estar justificados con facturas, y solo excepcionalmente, se aceptan recibos.

3.Todos los gastos deben estar registrados en los libros de gastos e inversiones que obligatoriamente tienen que complementar todos los autónomos.

A continuación, os indicamos los gastos que no puedes deducir en el IRPF:

La regla general es que no se pueden declarar gastos personales que no estén relacionados con el trabajo. Además de los gastos evidentes (compras para el hogar, comidas en restaurantes, viajes de ocio…), tampoco debemos deducir los gastos que correspondan a estas partidas:

1.Las multas y sanciones, aquí incluimos las sanciones por presentar fuera de plazo documentación a Hacienda.

2.Donativos.

3.Pérdidas económicas en juegos de azar.

4.Gastos que tengas en paraísos fiscales.

El IVA soportado que ya te hayan deducido en la declaración trimestral de IVA.

Podríamos decir que hasta aquí todo está claro. Ahora vamos a enumerar las partidas “especiales” que suelen generar mayor controversia y con las que Hacienda cada vez es más exigente en su lucha contra el fraude fiscal. Los citamos a continuación:

1.Oficina en casa. Si trabajas desde casa solo puedes declarar un porcentaje de los gastos. Su cálculo reviste cierta complejidad, motivo por el que conviene que lo consultes con tu asesor. Dependiendo del tipo de gasto, el tipo de trabajo y de la dimensión de la vivienda,  puede oscilar  entre un 15% y un 50%,  tanto de alquiler como de facturas de los gastos de la vivienda.

2.Teléfono móvil. Si solo tienes un móvil puedes declarar como gasto un 50% de la factura.

3.Viajes. Podrás deducir gastos de viajes, desplazamientos y manutención siempre y cuando puedas justificar que son necesarios para la actividad.

4.La ropa es deducible siempre y cuando en la realización de tu actividad profesional necesites un vestuario profesional, como puede ser un uniforme.

5. Capítulo aparte que reviste cierta complejidad y en el que hacienda se fija mucho, es el gasto del vehículo propio que se usa simultáneamente para el negocio y la familia. La próxima semana vamos a publicar un post en exclusiva para este tema. Podrás informarte a través de nuestra web.

Ahora citaremos los gastos que no son deducibles de IVA:

Trimestralmente puedes deducirte en el modelo 303 el IVA que hayas soportado en ese periodo. Ahora hay que tener en cuenta 3 requisitos generales que hemos comentado anteriormente.

1.El ticket de compra sin factura no sirve como justificante de gasto.

2.Si han pasado más de 4 años desde que se emitió la factura, pierdes el derecho a declararla.

Nuestro consejo, como gestoría online para autónomos, es que te ciñas a declarar lo que realmente te corresponde y si necesitas ayuda para distinguir entre cuáles son deducibles y cuáles no, llámanos al 900 922 122, o si lo prefieres, rellena nuestro formulario de contacto. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible para resolver tus dudas.

¿Realmente conoces los gastos que no son deducibles para un autónomo?
¿Te ha resultado útil?
Artículos relacionados

Leave a Comment