¿Me quedo como autónomo o creo una S.L.?

Sapienta Asesores y Consultores, S. L. recibe anualmente cientos de consultas de sus clientes. La experiencia en consultas de Sapienta Asesores y Consultores, S.L.  refleja que el 35 % de las consultas procedentes de pymes y autónomos durante el pasado año estuvieron relacionadas con materia mercantil (sociedades, contratos mercantiles, protección de datos…).

Una de las preguntas más recurrentes entre nuestros clientes es si continúan como autónomos o crean una Sociedad Limitada (S.L.). A continuación, os daremos algunos criterios claves que os serán de gran ayuda a la hora de tomar una decisión.

Criterios para decidir si continuar como autónomo o crear una S.L.

1.Responsabilidad: la desventaja más evidente del autónomo frente a la S.L. es su responsabilidad ilimitada, ya que tiene que responder con su patrimonio personal por las deudas contraídas durante su ejercicio profesional. Esto no ocurre en el caso de que tengamos una S.L. ya que el empresario respondería con el patrimonio de la sociedad.

2.Constitución de la empresa: los costes de constitución como autónomo son más baratos y sencillos que los requeridos para constituir una Sociedad Limitada. Un alta como autónomo puede realizarse en un día, en cambio una S.L. puede dilatarse entre 5 y 15 días.

3.Aportación económica en la constitución: para crear una S.L. el empresario debe disponer de un capital social de 3.000 euros, mientras que el autónomo no tiene que hacer ninguna aportación. No obstante, ese capital puede recuperarse para invertirlo en los gastos propios del negocio una vez que hayamos obtenido el resguardo del banco por el depósito.

4.Costes de administración y gestoría: los costes de gestoría de un autónomo son más bajos que lo de una S.L. ya que su contabilidad es más sencilla. No obstante en la actualidad las GESTORÍAS Y ASESORÍAS ONLINE ofrecen unas tarifas muy reducidas, incluso para Sociedades Limitadas.

Por otra parte, desde que el ejecutivo aprobó la tarifa plana para autónomos durante el primer año y medio de actividad, el autónomo se ahorra hasta 3.500 euros frente al empresario con una S.L., pues el autónomo de administradores societarios no se puede acoger a la tarifa plana, aunque algunos tribunales de justicia últimamente están fallando que no procede tal discriminación, y dando razón a los empresarios que reclaman la devolución de esos 3.500 €.

5.Impuestos: el autónomo tributa por el IRPF, que es un impuesto progresivo de modo que si tenemos grandes beneficios, la cantidad a pagar será mayor que en el caso del impuesto de sociedades aplicable a las empresas, que es un impuesto fijo del 25%. No obstante, esta ventaja solo tiene valor si destinamos parte de los beneficios como patrimonio de la sociedad. Si lo que quieres es destinar todos los beneficios para gastos personales, tendrás que tributarlos en tu nómina y por los dividendos que te llevas de modo que al final resulta un gasto similar al del autónomo.

6.Financiación bancaria e Imagen Comercial: Las sociedades limitadas en teoría tienen mayores facilidades para acceder a los créditos bancarios, ya que las cuentas son mucho más detalladas, precisas, y deben hacerse públicas en el Registro Mercantil. Por esta razón el hecho de ser una S.L. siempre da una mayor confianza económica. Sin embargo, al final el factor que resulta siempre decisivo a la hora de obtener un crédito bancario son los avales o garantías de las que se dispongan a la hora de solicitarlo.

Por otra parte, las sociedades limitadas ofrecen una imagen más profesional, de una empresa con mayor solvencia y esto lo convierte en la mayoría de los casos, en un activo desde el punto de vista comercial.

En Gestoría online Sapientia, nuestra recomendación es que siempre, antes se  consulte con un experto.

No obstante, como expertos en estos temas aconsejamos que, hasta conocer lo que va a dar de sí la propia actividad, se conozca el volumen de ventas, los gastos y los beneficios previsibles a futuro, inicie su actividad dándose de alta como autónomo para acogerse a la tarifa plana, actualmente la manera más sencilla y económica de iniciar un negocio. Más adelante, si vemos que el negocio va bien y cuenta con una alta facturación de clientes, será el momento de cambiarse y crear una Sociedad Limitada.

Si tiene alguna otra duda sobre este tema o quiere profundizar en alguna cuestión, póngase en contacto con nosotros llamando al 900 922 122 o rellenando nuestro formulario de contacto. Nos pondremos rápidamente en contacto contigo para atender tus dudas y necesidades.

¿Me quedo como autónomo o creo una S.L.?
¿Te ha resultado útil?
Artículos relacionados

Leave a Comment